Dame café con leche.

/
5Tazas de té
- Alguna vez (hasta ayer) creí demasiado en la palabra de las personas. 
Tanto, que dolió a moretones saber que hubiese sido mejor nunca haberlas creído...

PD: Han sido meses dificiles, pero sería muy tonto de mi parte echarme a morir cuando soy la primera que vive animando a las personas que leen este blog desde el comienzo
Muchas gracias, yo nunca me olvido de darlas. ¡estoy feliz!  


♥ Gracias por comentar

5 comentarios:

  1. A veces confiamos demasiado en las personas.
    Con el tiempo te dices, no confiar en nadie, pero como humanos que somos volvemos a caer en esa trampa
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, hay que ser muy cautelosos en cuanto a expectativas porque cuando no funciona nos decepcionamos. Que todo vaya bien, saludos! :D

    ResponderEliminar
  3. HE aprendido a no fiarme de las personas, ni de su palabra, solamente si generan una confianza plena y constante en mí. Un beso cielo! ÁNimo! Pásate por favor!

    ResponderEliminar
  4. Pues enhorabuena, cuéntame cómo lo haces. Precisamente hablo en mi blog de la felicidad no encontrada.

    Besos!

    ResponderEliminar

Have a good night ♥