Back to the hometown.

/
1Tazas de té

Deje de escribir cuando creí que podría vivir sin ello.
Cuando deje de mirar el detalle a las cosas y pasé por alto a una tantas personas.
Decidí caminar más rápido sin darme cuenta de que en realidad me estaba demorando.

Hoy me detuve de golpe cuando choque contigo, y mire los botones que traía tu abrigo.
Entonces creo que volví a enamorarme de lo que escribo... y de lo bien que te lucia ese reloj amarillo.

PD: El blog ya llego a 300 seguidores, y yo escribí  300 textos durante este tiempo. Gracias... < 3


♥ Gracias por comentar

1 comentario:

  1. Por más que corras las ganas de escribir siempre vuelven.
    Los escritores siempre necesitan escribir, tarde o temprano. Es una forma de vida, y de eso no se puede huir.

    Genial que estés de vuelta!
    (Una de las nuevas seguidoras)

    ResponderEliminar

Have a good night ♥