A piece of cake, in my face.

/
3Tazas de té
 Había dejado de escribír porque no tenia historías para contar, 
o quizás si las tenía, pero no  quería dejarlas salir de mi cabeza.


Creo que la soledad nunca es un problema hasta cierto momento, no estoy sola, tengo amigos. Amigos a los que no veo hace muchísimo tiempo porque los últimos cinco meses he dedicado mi vida a tratar de organizarla, madurar, consientizar situaciones, pero a principios de enero note que no pude hacerlo. 

Cuando finalmente llegan los 20's y toda la mierda que arrastra consigo, evitas la palabra "madurez" porque sabes que el camino es bastante tedioso, largo, cansado, y solo. Los problemas comienzan a ser reales, y no tan graves como olvidar meter tus audifonos en el bolso antes de salir.

Se supone que comenzo un nuevo año, y con él, mis ganas de recuperar algo que siempre ha sido el lado más dulce del pastel. Comenzar a escribir de nuevo sobre el día a día seguira siendo un sorbo de café para mi...

Aunque quizás esta vez, lo haga desde un punto de vista distinto.


Feliz noche! 


♥ Gracias por comentar

3 comentarios:

  1. Comete el pastel , bébete los cafés y escribe, cuenta y grita, la vida no se puede detener, porque ella sigue avanzando aunque tu no vayas con ella. Que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Con ganas de volver a leer tus historias y dibujos :)

    ResponderEliminar

Have a good night ♥