No estamos hechos para complacer(te).

/
0Tazas de té

Si bien hoy en día la opinión de cada humano tiene un peso importante sobre si mismo, sigue existiendo una balanza invisible entre lo que somos, pensamos y decimos, y lo que nuestros seres queridos y amigos quieren que seamos, pensemos y digamos. 

No suelo ser una persona abierta para contar mis problemas en persona, ni tampoco me gusta ventilarlos a través de Internet. Es por esto, que el día que abrí este blog de forma anónima en aquel entonces decidí que sería el único medio alterno para expresarme, dejarme llevar por mis ideales y plasmar en él mis propios argumentos, aunque luego cambié de opinión y entendí que el material que yo publicaba aquí merecía llevar créditos. 

Sin embargo, no hay nada de malo con expresar ciertas opiniones religiosas, políticas, o culturales en mis redes sociales, porque como toda persona, me creé esos espacios para hacerlo. Porque además quiero y puedo.

"Tan bonita, y tan horrible ese vocabulario" o "Tan linda que eres y tan mal que te expresas". Me pregunto yo "¿quien dijo que ser "lindo" físicamente, esta ligado a los sentimientos y el vocabulario? esto solo nos brinda un toque más de ignorancia (sumada a la mucha que ya existe). Las mejores personas que he conocido en mi vida, no modulan ni escatiman en su vocabulario, sea este muy coloquial o muy reservado, esto no define la inteligencia ni los valores de un ser humano. 

Finalizo diciendo que no me importa si alguno aquí o por allá opina que debo cambiar mi forma de expresarme en redes sociales ¿por qué, sabes que? a mi me gusta expresarme libremente, y si te interesa escucharme hablando con un léxico digno de una universitaria, puedes invitarme a beber café para probar que puedo hablar incluso mejor que tú y contarte cosas realmente interesantes.  

Las redes sociales son solo un mínimo y
 microscópico fragmento de un ser humano. 




♥ Gracias por comentar

No hay comentarios:

Have a good night ♥